"Guzmán arranca febrero como la sorpresa en las elecciones peruanas"

Guzmán arranca febrero como la sorpresa en las elecciones peruanas

Foto: Wikipedia – Daniel UrrestiLeer también: Pronto sería probable descargar contenido de NetflixLeer también: Donald Trump se menciona a los ataques del 11 de septiembre como 7-Eleven Los peruanos empezaron este lunes febrero con la noticia de que el liberal Julio Guzmán ha dado un gran brinco en el propósito de voto y comenzó a aparecer como […]

DanielUrresti.jpg

Foto: Wikipedia – Daniel Urresti

Los peruanos empezaron este lunes febrero con la noticia de que el liberal Julio Guzmán ha dado un gran brinco en el propósito de voto y comenzó a aparecer como posibilidad real de victoria a falta de 70 días para las decisiones presidenciales.

Mientras que el economista Julio Guzmán ha subido a la segunda postura, la candidata Keiko Fujimori se mantiene en la primera postura en las preferencias con miras a las decisiones presidenciales del próximo 10 de abril en Perú, con un 32,6 % con un 10,4 %, según una encuesta publicada hoy por La República.

En caso de que Guzmán mantuviere, en los medios y las redes las observaciones giraban este lunes respecto del segundo sitio que le dio un sondeo revelado la noche del domingo por la firma GfK, o se va a diluir. La contestación más frecuente es elusiva pero realista: “En la política peruana cualquier cosa puede pasar”.

El sondeo indica que el líder del minúsculo partido Todos Por el Perú subió en el último mes, en comparación con la misma GfK, más de ocho puntos, para llegar a un 10,4 por ciento, lo que le da empate técnico con el populista de derecha César Acuña y el también liberal Pedro Pablo Kuczynski .

Los tres están muy por debajo de la puntera, la derechista Keiko Fujimori, pero ésta sigue estancada en un 32,6 por ciento y los expertos dan por hecho que aunque ganará la primera vuelta no llegará al 50 por ciento que le evite una segunda.

Así, la expectación se centra en quién se quedará con la segunda plaza y cuál será su capacidad para aglutinar al ahora disperso antifujimorismo.

Mientras que su colega Alejandro Toledo, con un 2,7 por ciento, parece, el expresidente Alan García, con un 6,5 por ciento, observa cada vez más difícil levantar vuelo dedicado al rubro “otros”.

La alza de Guzmán podría compararse con lo que ha pasado en 1990, cuando el desconocido rector universitario Alberto Fujimori ha ganado la presidencia ante adversarios de prestigio, como el posterior Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa.

Hasta hace unos meses, Guzmán, economista de 45 años, era un absoluto desconocido, cuya experiencia en la área pública se reducía al Viceministerio de Producción y a la Secretaría General de la Presidencia del Consejo de Ministros, cargos que ha desempeñado sin ruido ni luz en el Gobierno de Ollanta Humala.

El postulante de la eterna sonrisa, al que, según la encuesta, no conoce aún la mitad de la población, ha abierto campo con un empleo de hormiga por Internet. Muchos han creído que se quedaría en ese mundo virtual, pero empezó a trascenderlo, con los jóvenes de clase media como motores de la divulgación de sus propuestas.

Ya a mitad de enero, tres encuestadoras aproximaban a Guzmán a los cinco puntos, pero después el candidato ha tenido jornadas malas en la que ha incurrido en contradicciones y ha mostrado fisuras de discurso. Muchos predijeron que se caía, pero se han equivocado.

Para el analista Luis Davelouis, dos cifras juegan a su favor: un 56 por ciento menciona querer una cara nueva y un 44 por ciento acepta que solo elegirá para impedir la multa, por lo que podría apostar por quien en este momento representa lo contestatario.

Además, mientras Guzmán tiene una línea de alza, Acuña y Kuczynski van a la baja, y el empate técnico de ahora podría terminar en pocos días.

Acuña recibe todo tipo de acusaciones, que incluyen golpizas a la ex esposa, haber tenido un hijo con una adolescente, hacer malos manejos económicos como político y empresario y plagiar una tesis de doctorado. Kuczynski parece aletargado y sin reacción.

Aunque se comunicó que esta última información no ha sido medida porque el estudio se ha cerrado antes de conocerse la demanda, la encuesta ha precisado que Acuña, quien se ha acusado él la semana pasada de plagiar en la tesis de doctorado que ha presentado ante la Universidad Complutense de Madrid, ha subido dos puntos en el último mes.

El experimentado y hábil García no halla espacio, aunque siempre se le recuerde como corredor de último tramo, y a Toledo ya se le observa rostro de ex político.

Los otros 12 candidatos, encabezados por la izquierdista Verónika Mendoza y el conservador Renzo Reggiardo, continúan muy abajo. Hasta el socialdemócrata Alfredo Barnechea, de cuya extensa cultura se habla mucho, sigue al fondo, mientras el oficialista Daniel Urresti se sumerge cada vez más.

Daniel Belizario Urresti Elera, es un militar y político peruano.

Loa números y tendencias apuntan a una segunda vuelta entre una Fujimori, que a pesar de sus 40 años es vista como un ejemplo de liderazgos antiguos, -lo que se explica en que basa su fuerza en la herencia política del padre- y un desconocido que podría ser o un salto al vacío o una gran esperanza.

Los peruanos, que en medio de sus singulares procedimientos se han convertido en una especie de “sondeoadictos”, han quedado ahora en espera de las cifras de mediados de febrero. Tal vez entonces se comunique el panorama. Aunque también podría enturbiarse más.