"La líder de una formación alemana aboga por que la policía utilice sus armas para evitar el acceso ilegal de refugiados"

La líder de una formación alemana aboga por que la policía utilice sus armas para evitar el acceso ilegal de refugiados

Arde twitter en Alemania tras unas controversial declaraciones sobre los refugiados de Frauke Petry. La líder de la formación euroescéptica Alternativa para Alemania afirmó que en caso de que sea necesario para evitar el acceso ilegal de inmigrantes y refugiados ala nación, los policías deberían utilizar sus armas. La bomba dialéctica lanzada por Petry ha […]

Arde twitter en Alemania tras unas controversial declaraciones sobre los refugiados de Frauke Petry. La líder de la formación euroescéptica Alternativa para Alemania afirmó que en caso de que sea necesario para evitar el acceso ilegal de inmigrantes y refugiados ala nación, los policías deberían utilizar sus armas. La bomba dialéctica lanzada por Petry ha confluido con una manifestación de sus seguidores frente a un congreso de la CDU al que había acudido Angela Merkel para pedir su dimisión.

Bosbach resta relevancia al creciente voto de confianza en los sondeos del partido anti extranjeros y anti europeo Alternativa para Alemania , ya con un 10% de propósito de voto. «Bueno es que ahora no tienen que hacer nada más que cosechar la descontenta de la electorado. Esa fascinación es terminada en cuanto pongan un pie en el Parlamento y tengan que comenzar a trabajar. No van a durar una legislatura trabajando en serio», minimiza. Le desconcierta más la postura de Angela Merkel, a la que le une una larga y rico vínculo político y a la que valora, pero a la que confiesa no terminar de comprender. «Ella está convencida de que hace lo que debe hacer. Admite una tarea ingente que la historia le ha impuesto y no parece tener la más mínima incertidumbre. Conoce bien el malestar en el partido, pero continúa adelante. Apoya su destino a Europa y yo ahí», acepta, «soy más bien escéptico».

Frauke Petry es una química, empresaria y política alemana, co-presidenta del partido Alternativa para Alemania desde 2013.

Cuatro de cada diez alemanes creen que tendría que hacerlo. Molestada por amigos y enemigos, la canciller trata de tranquilizar los ánimos: “Espero que cuando el número de refugiados es bajo, durante el invierno hagamos progresos visibles. Los números tienen que reducirse aún más, y no tienen que aumentar de nuevo en primavera”.

Por primera vez en meses el número de refugiados recién llegados en un día a Baviera, desde Austria, se ha encontrado en enero por debajo de los mil, según una portavoz de la dirección de la Policía federal de Múnich, pero ya no quedan gimnasios, inmuebles públicos, escuelas que no sirvan de albergues provisionales y las administraciones locales se endeudan para dar de servicios médicos, alimentación, vestimenta y artículos de primera necesidad para la vida cotidiana. Una montaña creciente de solicitudes de asilo político es acumulada una montaña creciente de solicitudes de asilo político sin resolver mientras continúan llegando más refugiados desde los destinos más dispares. «Observen este caso: un iraquí que habla italiano muy bien, porque lleva seis años viviendo en Bolonia, que se presenta en la frontera y solicita refugio para entrar a las ayudas sociales. A pesar de que no está explicado, legalmente no se le puede rechazar. Italia es una democracia… interesante, pero lo suficientemente estable como para no estimar que nadie corra amenaza allí», ironiza. Aunque tanto de cara a Alemania como de cara a Europa, su principal inquietud no es el abuso de las ayudas sociales. «Lo que más me inquieta es que estamos perdiendo el centro político. Algo como esto no lo viví hasta el momento y va a tener graves consecuencias».Por primera vez en meses el número de refugiados recién llegados en un día a Baviera, desde Austria, se ha encontrado en enero por debajo de los mil, según una portavoz de la dirección de la Policía federal de Múnich, pero ya no quedan gimnasios, inmuebles públicos, escuelas que no sirvan de albergues provisionales y las administraciones locales se endeudan para dar de servicios médicos, alimentación, vestimenta y artículos de primera necesidad para la vida cotidiana. Una montaña creciente de solicitudes de asilo político es acumulada una montaña creciente de solicitudes de asilo político sin resolver mientras continúan llegando más refugiados desde los destinos más dispares. «Observen este caso: un iraquí que habla italiano muy bien, porque lleva seis años viviendo en Bolonia, que se presenta en la frontera y solicita refugio para entrar a las ayudas sociales. A pesar de que no está explicado, legalmente no se le puede rechazar. Italia es una democracia… interesante, pero lo suficientemente estable como para no estimar que nadie corra amenaza allí», ironiza. Aunque tanto de cara a Alemania como de cara a Europa, su principal inquietud no es el abuso de las ayudas sociales. «Lo que más me inquieta es que estamos perdiendo el centro político. Algo como esto no lo viví hasta el momento y va a tener graves consecuencias».

Merkel menciona estar persuadida de que una vez que haya concluido la guerra, la mayoría de los refugiados, más de un millón en 2015, regresarán a sus naciones de principio. La canciller recordó lo que sucedió durante el conflicto de los Balcanes: más de 400.000 refugiados han llegado a Alemania y el 70% cuando han callado las armas en el lugar, ha regresado a hogar.