"Los fracasos de Trump y Clinton en Wisconsin complican la campaña en EE.UU."

Los fracasos de Trump y Clinton en Wisconsin complican la campaña en EE.UU.

Foto: Wikipedia – Bernie Sanders (20033841412 24d8796e44 c0)Leer también: Hillary Clinton se impone a Sanders en Nueva YorkLeer también: Trump gana primarias republicanas en Nueva York Los observadores políticos coinciden en que los paso en falso de Trump y Clinton este martes en Wisconsin enredan el sendero hacia la nominación del Partido Republicano y el […]

BernieSanders282003384141224d8796e44c029.jpg

Foto: Wikipedia – Bernie Sanders (20033841412 24d8796e44 c0)

Los observadores políticos coinciden en que los paso en falso de Trump y Clinton este martes en Wisconsin enredan el sendero hacia la nominación del Partido Republicano y el Partido Demócrata para aspirar a la Casa Blanca en las elecciones de noviembre próximo.

Mientras que Ted Cruz venció a Donald Trump en el duelo republicano, el senador Bernie Sanders ha ganado las primarias del partido Demócrata en Wisconsin ante Hillary Clinton , según estimaciones de cadenas televisivas, en otra fase sendero a las presidenciales estadounidenses de noviembre.

Wisconsin es uno de los estados que conforma los Estados Unidos de América, encontrado en el lugar del Medio Oeste de la nación.

Mientras que John Kasich terminó tercero, el controversial magnate inmobiliario ha quedado segundo ante su principal adversaria en la batalla republicana, el senador por Texas Ted Cruz, quien se ha adjudicado la gran mayoría de los 42 delegados en liza. John Kasich es el gobernador de Ohio.

La ex secretaria de Estado también ha perdido frente a su único contrincante que se ha llevado la mayor parte de los 96 delegados en juego. Su único contrincante es el senador socialdemócrata Bernie Sanders.

El vencedor en Wisconsin se va a llevar la mayor parte de los 42 delegados republicanos, según los resultados finales de la votación. En la práctica, el triunfo de Cruz no le va a ser suficiente para cerrar la brecha que mantiene Trump en la carrera por la investidura del partido.

Bernard “Bernie” Sanders es un político estadounidense, senador junior de los Estados Unidos por el estado de Vermont y precandidato del Partido Demócrata para las elecciones presidenciales de 2016 en mencionado nación.

El recuento de los delegados en la temporada de elecciones primarias en EEUU es un asunto de capital relevancia, pues ellos nominarán alo aspirante a la Presidencia en los congresos nacionales que republicanos y demócratas festejarán en julio. Trump acopia 743 delegados, por delante de Cruz, que lejos de felicitarle por el triunfo, la campaña del magnate ha acusado a Cruz, de origen cubano, de ser “un caballo de Troya utilizado por los jefes del partido que pretenden hurtarle la nominación al caballero Trump”, y Kasich , si bien necesita alcanzar la cifra de 1.237 para asegurarse la candidatura. En la competición demócrata, Clinton tiene 1.748 delegados y Sanders aunque el umbral para lograr la nominación a la Casa Blanca se ubica en 2.383, lleva 1.058, incluidos los “superdelegados” .

En ese contexto, el multimillonario neoyorquino, que domina la campaña republicana con un discurso xenófobo y proteccionista, ha perdido el martes una magnífica ocasión para recabar delegados a fin de impedir un congreso nacional disputada.

De darse ese escenario, los republicanos acudirían a un foro en el que nadie contaría con una mayoría de delegados y estos tendrían libertad para elegir por un aspirante, un objetivo que quiere el artefacto del partido, que rechaza de plano a Trump.

La votación de Wisconsin evidencia que Cruz es lo único contendiente de la campaña que podría desafiar en ese escenario al magnate, que necesitaría ganar el sesenta por ciento de los delegados aún pendientes para atemorizar ese fantasma.

Tras vencer este martes, Cruz, un senador ultraconservador enemistado con el “establishment” republicano pero que ahora se ha convertido en su esperanza para frenar a Trump, se ha presentado como la “opción real” para obtener la nominación y ha asegurado que las elecciones primarias de Wisconsin marcan un “punto de inflexión”.

Lo llamativo de Wisconsin es que el empresario partía hace poco como favorito en esos comicios, hasta que una serie de desaciertos recientes, como unas controversial observaciones sobre el aborto o sus ataques a la conyuge de Cruz, parecen haber calado en el electorado.

De hecho, el 37 por ciento de los votantes republicanos de ese estado se han declarado este martes “atemorizados” ante la visión de que Trump pueda ocupar la Presidencia, según una encuesta a pie de urna hecho por la cadena CBS News.

Hoy el periódico especializado “The Hill” sobre Trump, cuyas discusiones y agravios no habían minado, hasta la fecha, su popularidad aseguró: “Por primera vez en esta campaña, parece vulnerable”.

Entre los demócratas, Sanders se ha apuntado el martes su séptima victoria en las últimas ocho votaciones, un éxito maravilloso si se toma en cuenta que, nadie pensaba que pudiera ganar en un solo estado, cuando presidente ha sido postulado en 2015.

En su discurso de celebración, el veterano senador por Vermont ha asegurado que su campaña cruza por un “momento de gran impulso”, y ha recordado que comenzó la carrera electoral con “sesenta y setenta puntos por detrás de Clinton” en las encuestas de propósito de voto.

Salvo que un terremoto político sea producido, nada deja ver que Sanders, que acusa a Clinton de contar con el voto de confianza de Wall Street, pueda recortar la ventaja que la ex primera dama goza en el cálculo de delegados.

Hoy la ex secretaria de Estado, en una entrevista con la cadenal medio estadounidense CNN en la que contestó con un rotundo “sí” al ser interrogada si cree que conseguirá la nominación presidencial antes del congreso nacional demócrata de julio. aseguró: “Tengo más delegados que él”.

Encabeza la carrera por la nominación presidencial demócrata con mil 279 delegados de los dos mil 383 necesarios, comparado con los mil 27 de Sanders, aunque Clinton ha perdido Wisconsin.

Según los especialistas, podría tornarse, a pesar de liderar la pelea demócrata, Clinton no cautiva a los votantes jóvenes, un área muy volcado con la “revolución política” que promete Sanders y que en su “talón de Aquiles” en los comicios presidenciales de noviembre.

Si quieren recobrar la iniciativa en la campaña electoral, la próxima gran cita de ambos partidos con las urnas van a ser las elecciones primarias del 19 de abril en Nueva York, donde Trump y Clinton parten como favoritos y donde tienen muy poco margen para el error.

Si la contienda por la candidatura no se resuelve después de todas las elecciones primarias, entonces “tendremos un congreso de muchas votaciones”, en la que va a haber más delegados en libertad de elegir a su aspirante favorito en cada ronda.