"Los negociadores colombianos exponen las ocasiones de la paz en el Hay Festival"

Los negociadores colombianos exponen las ocasiones de la paz en el Hay Festival

De la Calle en un debate en el que los negociadores informaron en detalle el estado actual del procedimiento de paz, que ya ha terminado cuatro de los cinco punto de la agenda y encara su recta final para ser concluido con éxito a más tardar el próximo 23 de marzo. ha asegurado: “Hay una […]

De la Calle en un debate en el que los negociadores informaron en detalle el estado actual del procedimiento de paz, que ya ha terminado cuatro de los cinco punto de la agenda y encara su recta final para ser concluido con éxito a más tardar el próximo 23 de marzo. ha asegurado: “Hay una ocasión de transformación”.

Las FARC y el ex guerrillero y expresidente de Uruguay, José Mujica, se han reunido en La Habana en medio del procedimiento de paz que busca terminar con medio siglo de conflicto armado en Colombia, ha revelado el grupo rebelde este miércoles.Márquez, quien ha publicado una foto de Mujica sentado en una silla de espaldar blanco rodeado de los líderes rebeldes ha escrito: “Los uruguayos respaldan procedimiento de paz de Colombia”.

De la calle es un film de ficción dirigido por Gerardo Tort y protagonizada por Luis Fernando Peña, Maya Zapata Mario Zaragoza, Alofonso Figueroa, Abel Woolrich, Cristina Michaus, de 2001. Maya Zapata es hernández.

Ante la cercanía de la fecha, tanto De la Calle como Jaramillo se enfocaron en lo que vendrá tras el acuerdo definitivo, que, dijeron, no bastará por sí solo para lograr la construcción de la paz, tarea que requerirá la contribución de todos los colombianos.

“El desafío mayor ahora es comprender que ese desarme de las FARC es condición necesaria para terminar el conflicto pero no suficiente. Estamos ante una verdadera transición que nos pone ante unos desafíos no afrontados hasta el momento”, ha comentado Jaramillo.

Esos desafíos, que han asegurado que constituyen ocasiones de cambio en la nación, son los acuerdos alcanzados hasta la fecha, que incluyen importantes reformas para el campo colombiano, la exterminación de cultivos ilícitas o la participación política de los guerrilleros desmovilizados, entre otras cuestiones.

Todos estos pactos, destacaron, ayudarán a “llevar la institucionalidad a los territorios” y acabar así con un aislamiento que favorecía la violencia, además de impulsar el progreso de los colombianos que habitan en estas zonas.

De la Calle, que también destacó como futuros beneficios el incremento del turismo que se espera en el posconflicto o un aumento de la producción agraria ha afirmado: “Son desafíos que podemos asumir”.

El jefe negociador abogó además por pelear la corrupción local, un aspecto “estratégico” que en el posconflicto va a tener más ocasiones de ser afrontado.

“Son inmensos los cambios que podemos tener con la paz. La política se abrirá. La gente podrá empoderarse. Eso expulsará formas de ilegalidad”, mencionó por su parte Jaramillo, que ha invitado a la sociedad a reflexionar sobre cómo construir a nivel individual la paz.

A proceso de De la Calle, la nación “ya no está ante la posibilidad de una paz chiquita”, sino que el acuerdo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia es la “ocasión de una paz grande, con más inclusión, más imparcialidad y protección del medio ambiente”.

Por otra parte, Santos ha destacado el respaldo de la Celac al procedimiento de paz que su gobierno lleva adelante con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y ha recordado que el grupo formará parte del procedimiento de verificación del alto el fuego que va a estar al frente de Naciones Unidas.