"Obama quiere mejorar relación de Estados Unidos con Irán"

Obama quiere mejorar relación de Estados Unidos con Irán

El presidente Barack Obama consideró que una exitosa resolución sobre el tema nuclear con Irán podría mejorar la relación con Estados Unidos.

Obama en la Casa Blanca
Obama busca un acercamiento entre Estados Unidos e Irán. (Foto: Notimex)

El mandatario no descartó incluso la posibilidad de restablecer relaciones diplomáticas y abrir una embajada en Teherán, como lo hizo hace dos semanas con Cuba, aunque dejó en claro que en ambos casos las circunstancias son diferentes.

“Yo nunca digo que nunca, pero creo que estas cosas tienen que darse en pasos”, afirmó el presidente durante una entrevista con la cadena radial National Public Radio (NPR), en la que expuso las diferencias estratégicas que presentan ambas naciones.

Explicó que mientras que Cuba no presenta ninguna amenaza para su nación, Irán es “un país sofisticado” que aspira a desarrollar un programa de armas nucleares, que ha buscado desestabilizar a aliados de Estados Unidos y promueve el terrorismo.

Washington y Teherán llevan a cabo negociaciones con el objetivo de alcanzar un acuerdo para resolver la disputa nuclear que podría llevar al fin de las sanciones económicas impuestas a Irán por Estados Unidos y sus aliados.

Barack Obama consideró que Irán debería aprovechar la ventana de oportunidad que ofrecen esas pláticas, tanto por las ventajas económicas como políticas que la resolución de este diferendo ofrece.

“Ellos tienen una ruta para romper el aislamiento y deberían aprovecharlo. Si lo hacen, existen talentos increíbles, recursos y sofisticación dentro de Irán, y podría ser un poder regional muy exitoso”, consideró el mandatario.

Obama señaló que respecto al eventual restablecimiento de relaciones, esa es una posibilidad a la que se ha mantenido abierto desde que asumió la presidencia en 2008.

“Pero para que nosotros podamos tener esa apertura con Irán tenemos que resolver el tema nuclear, y existe una oportunidad de lograrlo”, reiteró.

El mandatario reconoció que existen elementos políticos dentro de Irán dispuestos a aprovechar esta oportunidad, a la vez que existen otros que han apostado mucho para mantener el nivel de confrontación y mantener vivo el sentimiento antiestadounidense.