La calidad al servicio del cliente

Ago 20, 2007 | Noticias



Que en pleno mes de julio, organizado por una empresa innovadora, en las magníficas instalaciones del CETEI en el barrio obrero de Bellvitge-L’Hospitalet (Barcelona), se organice “La I semana de e-calidad y excelencia” con 31 ponentes y 60 asistentes, es toda una noticia que demuestra que en nuestro país algo se está moviendo en torno a lo que sin duda hace competitivas a las empresas, también a las de formación: la calidad.


¿Encuentra usted alguna diferencia sustancial en un automóvil de la misma gama, precio y diferente marca? Yo no. Hoy los productos en cualquier sector se diferencian más por la calidad del servicio y del producto que por el proceso de fabricación o las características del mismo. Es cada vez más habitual por suerte, desde hace años, que en las grandes empresas de cualquier sector exista la figura del director/a de calidad. No hay fábrica o empresa que quiera ser competitiva que no invierta en I+D+i y que ponga todo su empeño en ofrecer a sus clientes productos de máxima calidad al mejor precio: desde el sector del automóvil al textil, pasando por el alimentario, en fin todos. Incluso en China fabrican cada vez con más calidad para ser más competitivos en un mercado mundial y seguir ganando cuota de mercado. India no le va a la zaga y lo que ya se conoce como “Chinindia” (más de 2.300 millones de personas) marcará el rumbo de la economía mundial en los próximos años.


Falta potenciar la nueva responsabilidad del director de calidad


Pero sin embargo en lo que para mí es quizá el sector clave y estratégico de nuestra sociedad, el motor de su continuo desarrollo: la educación/formación (incluido el e-learning) no conozco a ningún directivo de calidad. No sé identificar en una Universidad, Escuelas de Negocio, Centros de formación presencial y on line, colegios e institutos, academias y consultoras de formación, esa figura clave que sí existe en otros sectores. Sin duda alguna falta potenciar la nueva responsabilidad del director de calidad que vele por todos los procesos y ayude a su empresa a impartir formación de alto nivel. Sólo de esta manera podremos competir en un mundo global, exactamente igual que lo están haciendo con éxito todo tipo de empresas.


¿Es más importante un vehículo, un zapato, un embutido…cualquier producto…que la persona que está recibiendo formación? ¿Por qué no existe el director de calidad en una Universidad o en un colegio, en una consultora? AEFOL conjuntamente con ECA lanzamos al mercado en el año 2006 el primer Sello de Calidad en e-learning del mundo y ahora nos proponemos impulsar que en todos los centros de formación exista este responsable de calidad cuya labor es clave si queremos que nuestras empresas exporten sus cursos.


Algunos podrán decirme que cada profesor es responsable de la calidad de la formación que imparte. “Efectivamente”, respondo yo, “igual que cada operario, cada trabajador en cualquier lugar de la cadena de producción de una fábrica es responsable de trabajar bien y con la máxima calidad” 


Hoy sin calidad, sin la búsqueda continua de la excelencia no se puede ser competitivo. Máxime en un sector como el del e-learning donde muchos cursos se venden exclusivamente a través de Internet. Nosotros velamos para que la oferta sea acorde con lo que se anuncia y vende y sobre todo animamos a las empresas a apostar por la calidad como objetivo clave de su progreso y siempre al servicio del cliente/alumno.


De todo esto y de mucho más se habló en la sede de la Fundació Joan XXIII, y les aseguro que fue todo un ejemplo de buen hacer, emblemático y digno de continuidad. Una actividad de mucha calidad.






Etiquetas: empresa, actividad, apostar, tecnologias, automovil, organizado, bellvitge